InicioFruta frescaFrutero DeportivoPaolo Guerrero: envía una camiseta para su padrino en Trujillo y se...

Paolo Guerrero: envía una camiseta para su padrino en Trujillo y se pierde en la agencia de transporte

En junio de 2012, Paolo Guerrero ordenó enviar a un familiar en Trujillo una de las camisetas que usó durante las Clasificatorias para Brasil 2014; sin embargo, esta jamás llego a su destino.

Antes de firmar por la Universidad César Vallejo, Paolo Guerrero ha mantenido una conexión especial con Trujillo. Su ingreso al equipo poeta seguramente le ha evocado agradables recuerdos de su infancia, como sus visitas a la ‘ciudad de eterna primavera’ cuando era niño. Sin embargo, también ha experimentado momentos desafortunados, como el incidente en junio de 2012. En esa ocasión, ordenó el envío de una camiseta oficial autografiada. Lamentablemente, la indumentaria se extravió en la agencia Oltursa.

Hace 12 años, el ‘Depredador’ decidió donar la camiseta oficial que llevaba durante la derrota ante Colombia en Lima (1-0) el 3 de junio de 2012, por las Clasificatorias para el Mundial de Brasil 2014. En ese momento, el jugador del Hamburgo alemán prometió el regalo del polo a sus padrinos de bautizo, residentes en Trujillo. Estos, a su vez, tenían la intención de enviarla a un familiar que vive en Australia.

No obstante, la codiciada camiseta nunca llegó a manos de los padrinos trujillanos del goleador peruano. ¿Qué pasó?

Camiseta de Paolo Guerrero autofrafiada
Antes de ser enviada, el familiar que fue a recoger la camiseta de ‘Doña Peta’, mamá de Paolo, tomó fotografías para enviárselas a sus conocidos en Trujillo. Jamás imagino que la camiseta se extraviara en el camino.

¿Quién tiene la camiseta de Guerrero?

Según contó en aquel momento Luz Trelles de Wong (63), madrina de Paolo Guerrero, el polo autografiado de la selección nacional fue ‘enviado’ desde Lima el miércoles 27 de junio de aquel año como encomienda en la empresa interprovincial Oltursa. Sin embargo, la prenda no fue entregada por el personal que reparte las encomiendas a domicilio por lo que acudieron hasta las instalaciones de la agencia de transportes para exigir una explicación por lo sucedido.

“El jueves 28 (un día después del supuesto envío) me acerqué a preguntar por mi encomienda y no me dieron razón. Mi ahijado envió su camiseta autografiada para uno de mis sobrinos que vive en Australia. Mi hermana que vive en Lima fue a recoger la camiseta a la casa de la mamá de Paolo Guerrero (‘Doña Peta’) y lo fue a dejar a Oltursa para que me lo envíen como encomienda”, contó Trelles, declaraciones que recogió y publicó el diario La Industria de Trujillo el 3 de julio de 2012 en su edición impresa.

“Ella llegó a las 9 de la noche, poco antes de que el bus parta rumbo a Trujillo. El polo lo guardó en ese momento en una caja pequeña y el joven que trabaja en recepción de encomiendas vio la camiseta y preguntó si era original, si era de Guerrero y luego de eso recibió el paquete. Supuestamente lo enviaron pero nunca supimos si llegó o no”, mencionó.

Camiseta de Guerrero nunca apareció

Luego de dos días sin tener detalles de la misteriosa ‘pérdida’ de la encomienda, Trelles de Wong volvió a Oltursa, ubicado en la avenida El Ejército, para conversar con el administrador de la empresa, Luis Milla, pero éste decidió no atender en persona a la agraviada.

Agencia de transportes Oltursa jamás brindó declaraciones al respecto.

“En la empresa hemos recibido un mal trato. Primero me dijeron que no había. El administrador no me quiso atender, me han hecho esperar mucho tiempo, me mandaron con el jefe de encomiendas y me dijo que la camiseta se había perdido”, contó.

“Volví a llamar y me atendió una joven llamada Carolina, y me dijo que sí había un paquete para mí pero que no me lo podía entregar porque no estaba el joven que entrega las encomiendas. Me dijo que lo entregarían en mi casa. Pero no han traído nada. Primero dicen una cosa y luego dicen otra”, precisó.

Ante este robo, La Industria acudió hasta el local de Oltursa, ubicado en la avenida El Ejército, para conversar con el administrador, Luis Milla, sin embargo, no estuvo en su oficina y no respondió a las llamadas de los periodistas de esta casa editora. Hoy, 12 años después, la familia Wong desconoce del paradero de la camiseta de la selección, pero abraza la esperanza de que Paolo Guerrero llegue a Trujillo y pueda obsequiarle la de la Universidad César Vallejo, su primer club con el que disputará la Liga 1 en Perú.

Más Información