Inicio¡Qué Palta!Presunto escándalo de corrupción en la elección del defensor del Pueblo también...

Presunto escándalo de corrupción en la elección del defensor del Pueblo también salpica a La Libertad

El mismo día en que se destaparon los chats que confirmarían el tráfico de influencias en la Fiscalía y el Congreso, también se oficializó el cambio del defensor del Pueblo en La Libertad.

Tras difundirse reveladoras conversaciones de presuntos actos de corrupción entre el Congreso y la Fiscalía de la Nación para la designación del defensor del Pueblo, Josué Gutiérrez Cóndor, la Defensoría del Pueblo de La Libertad también experimentó extraños cambios en su personal, generando controversia sobre la transparencia en la gestión institucional.

Defensoría del Pueblo en la mira

El lunes 27 de noviembre, misma fecha en que se dieron a conocer los chats que evidenciarían estas presuntas negociaciones, la Defensoría del Pueblo publicó resoluciones que modificaron la estructura de su personal, especialmente en La Libertad.

José Luis Agüero Lovatón, quien se desempeñaba como defensor del Pueblo en esta región norteña, fue removido de su cargo y designado en una nueva posición como director de Coordinación Territorial de la Defensoría del Pueblo en Lima. Este cambio fue formalizado mediante la Resolución Administrativa 093-2023-DP, firmada por Gutiérrez Cóndor el 24 de noviembre.

¿Quién es William León Huertas?

En su reemplazo, fue convocado William Raphael León Huertas, exgerente del Gobierno Regional La Libertad, quien asumió el cargo de jefe de la Oficina Defensorial de La Libertad a partir del mismo 27 de noviembre, según la Resolución Administrativa N°092-2023/DP.

León Huertas, vinculado a la gestión de Alianza Para el Progreso (APP) en el Gobierno Regional, ha ocupado importantes roles administrativos. Entre 2019 y 2020, fue gerente regional adjunto y gerente general, y más recientemente, fue ratificado como coordinador de la Oficina Regional de Integridad Institucional y Lucha Contra la Corrupción del Gobierno Regional La Libertad.

Este retorno de León Huertas a la Defensoría, donde ya ejerció funciones entre 2007 y 2012, ha generado diversos comentarios negativos, pues dejó la institución tras graves denuncias en su contra por los presuntos delitos de acoso sexual y negociación incompatible.

César Acuña, gobernador de La Libertad, saluda a William León, nuevo defensor del Pueblo.

Sin embargo, la Primera Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de La Libertad archivó las denuncias por falta de pruebas.

Pese a los cuestionamientos, León Huertas ha recibido el respaldo de César Acuña, quien expresó públicamente su confianza en la honestidad y profesionalismo del nuevo defensor del Pueblo en La Libertad para luchar contra la corrupción.

La salida de Agüero Lovatón, quien puso su cargo a disposición el 21 de noviembre, ha levantado preguntas sobre las circunstancias de su dimisión y los motivos detrás de su cambio a una posición en la dirección de Coordinación Territorial en Lima.

¿Por qué los cuestionamientos?

Estos movimientos en la Defensoría del Pueblo de La Libertad se dan en un contexto de creciente polémica sobre la independencia y la integridad de las instituciones estatales, especialmente en el marco de las revelaciones que apuntan a posibles acuerdos irregulares en la designación del defensor del Pueblo a nivel nacional.

En Lima, Josué Gutiérrez, el defensor del pueblo nacional, negó conocer a la fiscal de la nación, Patricia Benavides, antes de asumir el cargo y descartó tener relación con la presunta red de tráfico de influencias en el seno del Ministerio Público.

“¿Cómo podría yo haberle pedido algo si no la conocía?, es imposible, no se ajusta al criterio de verdad”, declaró Gutiérrez.

El Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder (Eficcop), que lideraba Marita Barreto, con apoyo de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad de la Policía (Diviac) detuvieron a Jaime Villanueva, asesor de Patricia Benavides, como parte de las pesquisas de una presunta organización “enquistada en la alta dirección del Ministerio Público”.

Esa mafia supuestamente trabajaba en pared con congresistas para conseguir la destitución de los titulares de la Junta Nacional de Justicia (JNJ), la designación de Josué Gutiérrez como defensor del Pueblo y la inhabilitación de la ex fiscal general Zoraida Ávalos.

Más Información