InicioFruta frescaLa Libertad: identifican cadáver de mujer asesinada y sepultada en una construcción

La Libertad: identifican cadáver de mujer asesinada y sepultada en una construcción

Madre de familia estuvo desaparecida casi un año y fue reconocida por sus piezas dentales.

El 19 de febrero de 2023, María Agustina Paredes Galarza (41) llegó a Trujillo (La Libertad) desde Cajabamba (Cajamarca) para una consulta médica. El último en saber de ella fue su esposo, a quien llamó por teléfono, a las 9 de la noche,  para informarle que había llegado bien.

Tres días después, a las 3:36 de la tarde se denunció su desaparición en la comisaría de su ciudad natal; así lo detalla una la alerta informativa del portal de la División de Investigación y Búsqueda de Personas Desaparecidas del Ministerio del Interior. Vestía un casacón color guinda, falda campana color negro y sandalias negras.

Un año después los familiares tuvieron la penosa labor de identificar su cadáver en la morgue de Trujillo. Fue asesinada: la ejecutaron de un disparo en la cabeza y lo único reconocible de ella, por el estado de descomposición, eran sus piezas dentarias.

La Libertad: así fue el hallazgo del cadáver

Eran las 10 de la mañana del 26 de octubre de 2023, y mientras se conmemoraba el Día del Veterano de Guerra y de la Pacificación Nacional, en honor a las Fuerzas Armadas y Policía Nacional por su desempeño en la lucha contra el terrorismo, los vecinos del sector La Arenita, del distrito ascopano de Paiján, encontraron una escena de terror: entre las paredes de adobe de una vivienda en construcción, habían restos óseos, el  cráneo y otros miembros desarticulados, y prendas de vestir pertenecientes a una mujer.

María Paredes Galarza fue asesinada y enterrada en Paiján, en La Libertad.
Las prendas de vestir y calzado de la infortunada mujer estaban enterradas.

Los propietarios del inmueble alertaron a los agentes policiales de la comisaría de Paiján, quienes confirmaron la escena de un homicidio planificado: los asesinos habían enterrado el cuerpo, estaba irreconocible. Cerca se halló un casquillo de bala. Hasta ese entonces, habían pasado ocho meses de la desaparición de María Paredes y sus familiares no perdían la esperanza de hallarla con vida.

El reconocimiento

El estado de descomposición del cuerpo evitó una rápida identificación por lo que se dispuso un análisis antropológico que estuvo a cargo del antropólogo forense Manuel Grados, quien, de manera preliminar, informó que dichos restos óseos eran de un individuo de sexo femenino, de edad estimada de entre 35 y 45 años, de 1.49 metros de estatura,  de grupo ancestral con rasgos y otros  andinos, que poseía varias piezas dentarias con curaciones.

La mañana del lunes 29 de enero, mientras los trujillanos expresaban su preocupación por el asesinato de un padre de familia, en Laredo; y por la detonación de dinamita en el terminal de la empresa Tunesa, en la morgue, a donde llegan todos los cadáveres de quienes murieron por causas judiciales, María Paredes era reconocida. En medio del llanto desgarrador, sus familiares pidieron justica y que los asesinos sean identificados y capturados. El móvil, es un misterio.

¿Por qué la asesinaron? Es una pregunta con sabor a incertidumbre en los deudos de María Paredes.

La infortunada mujer deja en la orfandad a tres menores de edad. Su caso es uno de más del 75% de asesinatos que la Policía no pudo resolver en 2023.

Jorge Clavijo Correa
Jorge Clavijo Correa
Nació en el ardiente puerto de Paita y tiene gustos afinados por la música electrónica, el post-punk y el blues. Nunca será un 'mangazo', como se les dice a las varones agraciados; pero tiene un entusiasmo especial por este fruto que descubrió de niño gracias a la complicidad de sus abuelos. De origen indio, el mango metaforiza el proceso de maduración en la vida profesional de Jorge. En el periodismo empezó verde cubriendo y escribiendo historias policiales en horas de la madrugada para un canal de televisión. Creció con su destacada participación en cuatro concursos nacionales de periodismo y está tomando buen aroma como docente universitario. Algún día madurará.
Jorge Clavijo Correa
Jorge Clavijo Correa
Nació en el ardiente puerto de Paita y tiene gustos afinados por la música electrónica, el post-punk y el blues. Nunca será un 'mangazo', como se les dice a las varones agraciados; pero tiene un entusiasmo especial por este fruto que descubrió de niño gracias a la complicidad de sus abuelos. De origen indio, el mango metaforiza el proceso de maduración en la vida profesional de Jorge. En el periodismo empezó verde cubriendo y escribiendo historias policiales en horas de la madrugada para un canal de televisión. Creció con su destacada participación en cuatro concursos nacionales de periodismo y está tomando buen aroma como docente universitario. Algún día madurará.
Más Información