Inicio¡Qué Palta!Arturo Fernández y su manotazo de ahogado: cambia estrategia legal para evitar...

Arturo Fernández y su manotazo de ahogado: cambia estrategia legal para evitar su suspensión como alcalde

El alcalde de Trujillo está con la soga al cuello, por eso, afirmó estar arrepentido de haber atacado a la comisaria de Moche, la teniente Nataly Rojas, tras una intervención en el 2021. Sin embargo, tras culminar la audiencia clave en el Poder Judicial, dejó el arrepentimiento de lado y volvió a cargar contra las autoridades e instituciones públicas. ¿Ya se siente fuera de la Alcaldía?

Seis días y contando. Estas son las jornadas que faltan para conocer la suerte de Arturo Fernández Bazán como alcalde de Trujillo. La Segunda Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de La Libertad anunció que el martes 20 de junio, desde las cuatro de la tarde, resolverá la apelación presentada por el burgomaestre en el proceso por delito de difamación agravada contra una policía.

Durante la audiencia, desarrollada esta mañana en la sede del Poder Judicial de la urbanización Natasha Alta, Jorge Adalberto Pérez López, abogado de Arturo Fernández, expuso un cambio en la estrategia legal de su representado.

El letrado solicitó al colegiado —integrado por las juezas Cecilia Milagros León Velásquez, Ofelia Namoc López de Aguilar y Liliana Janet Rodríguez Villanueva— la reserva del fallo, es decir, que el próximo martes 20 solo se haga pública la parte considerativa de la sentencia, mas no la resolutiva.

Arturo Fernández Bazán puede dejar la Alcaldía de Trujillo si se ratifica la condena en su contra.
Arturo Fernández dijo estar arrepentido por daños causados a la comisaria de Moche, a quien difamó a través de las redes sociales.

¿Se las sabe todas?

Esta solicitud es clave para los intereses de Arturo Fernández al frente de la Municipalidad Provincial de Trujillo, pues le permitiría mantenerse como autoridad bajo reglas de conducta, en caso la Segunda Sala de Apelaciones ratifique la condena.   

“La defensa solicita una reserva de fallo condenatoria a favor de Arturo Fernández. Esto se pide cuando el delito es no mayor a tres años de condena. El delito por el que ha sido sentenciado mi representado es de difamación agravada tipificado en el artículo 132 del Código Penal, primer y segundo párrafo. Además, está arrepentido al haber resarcido el daño ocasionado con el pago de 5 mil soles de reparación civil que se fijó”, declaró Jorge Adalberto Pérez López, abogado del burgomaestre.

“Arturo Fernández está arrepentido al haber resarcido el daño ocasionado con el pago de 5 mil soles de reparación civil que se fijó”

Jorge Pérez, abogado del alcalde de Trujillo.

En contraparte,  Elmer Rebaza Benites, encargado de la defensa legal de la teniente PNP Nataly Rojas Rojas, la demandante, cuestionó el pedido del abogado del burgomaestre. “El querellado dice estar arrepentido, pero sigue incurriendo en las mismas conductas. Lo hizo con el general Augusto Ríos Tiravanti. Existen otras querellas que se han presentado, tal y como se puede comprobar en los expedientes de la Corte Superior de Justicia de La Libertad”, sostuvo.

Además, solicitó a las magistradas que se revoque la reparación civil de 5 mil soles que pagó el alcalde y reformule por el monto solicitado en la demanda, el cual asciende a 50 mil soles.

“Su esfera personal, familiar, laboral y social se vio afectada por frases injuriosas, irreproducibles de Arturo Fernández. Creemos que el daño moral está acreditado y es proporcional a la suma de dinero que hemos pedido en nuestra querella. Su honor ha si mancillado. Se ha denigrado a una mujer y a una autoridad. El querellado no tiene ningún respeto a la autoridad”, declaró.

Así ocurrió

Los hechos se remontan al martes 4 de mayo de 2021, cuando Arturo Fernández, quien ejercía como alcalde de Moche, acudió a una audiencia en la sede la Tercera Macrorregión Policial La Libertad, para responder por una intervención que terminó con su detención en la comisaría de Moche.

Dicha intervención ocurrió cuatro días antes, el viernes 30 de abril, cuando el entonces alcalde distrital incurrió en la presunta comisión del delito de abuso de autoridad al impedir que el personal del Ministerio de Salud retire once frascos que contenían sesenta y seis dosis de vacunas contra la covid-19, sobrantes de la jornada de vacunación que se desarrolló en el coliseo Luz Marina Neyra de Fernández de Moche, además de alterar el orden público.

Por este incidente, Fernández Bazán fue citado por la Primera Fiscalía Provincial Corporativa de Trujillo y el jefe de la Policía en La Libertad, Augusto Ríos Tiravanti. Tras culminar la audiencia de descargo, Arturo Fernández profirió frases “ofensivas, ultrajantes e injuriosas” contra la teniente Nataly Rojas Rojas, comisaria de Moche, quien estuvo a cargo de su detención.

Las declaraciones las brindó mediante la página de Facebook de la Municipalidad Distrital de Moche. El hoy alcalde de Trujillo dijo que la oficial PNP “ni personalidad tiene”, “está atrás y no habla, y todo lo dirige por el costado”, “póngase bien los pantalones”, “póngase bien ese calzón”, “póngase bien ese sostén”, “váyanse porque están dañando la imagen del uniforme”, “deben estar en el VRAEM luchando como se requiere, no metidos en sus oficinas calentando ese asiento con ese traserazo”.

En su defensa, Arturo Fernández adujo que esas expresiones no mancharon la honra de la policía, sino que forman parte de su derecho a la libertad de expresión.

No cierra la boca

– “Póngase bien los pantalones”, “póngase bien ese calzón”, “póngase bien ese sostén”, “deben estar en el VRAEM luchando como se requiere, no metidos en sus oficinas calentando ese asiento con ese traserazo”.

Estas fueron las palabras del alcalde de Trujillo en agravio de la comisaria de Moche, Nataly Rojas Rojas.

Juez resuelve

El Quinto Juzgado Unipersonal de Trujillo, presidido por el juez Jorge Luis Quispe Lecca, en su fallo en primera instancia emitido el 23 de agosto del 2022, consideró que “las frases vertidas por la autoridad provincial ‘Póngase bien ese calzón’, ‘póngase bien ese sostén’, y que está metida en su oficina ‘calentando ese asiento con ese traserazo’, de ninguna manera pueden tener protección Constitucional para que quien las ha proferido pueda alegar uso de su derecho Constitucional a la libertad de expresión u opinión”.

“Las mismas no tienen contenido informativo alguno, menos puede considerarse una opinión, como tampoco contienen una crítica a la función pública que desempeña la destinataria. Tales frases son de contenido injurioso que se encuentran fuera de contexto e innecesarias al verter alguna opinión o crítica a un desempeño funcionarial. Nadie puede escudarse alegando un supuesto ejercicio de un derecho constitucional a la libertad de expresión u opinión para insultar e injuriar”, resolvió el magistrado.

Por ello, halló culpable a Arturo Fernández Bazán del delito de difamación agravada en agravio de Nataly Rojas Rojas, y le impuso un año de pena privativa de la libertad suspendida. Además, fijó la reparación civil en 5 mil soles.

El alcalde de Trujillo apeló el fallo y la Segunda Sala Penal de Apelaciones dará a conocer la lectura de sentencia este martes 20 de junio desde las cuatro de la tarde.

Lo que se viene para Arturo Fernández

Para Carlos Talledo Manrique, abogado penalista del Estudio Rubio & Talledo abogados, la estrategia expuesta por la defensa legal de Arturo Fernández, de solicitar la reserva del fallo, es válida, pero “solo es un manotazo de ahogado”.

“Eso significa que la parte resolutiva, la condena, no es leída. Se puede tener la parte considerativa, pero la parte que resuelve no se lee, se reserva el fallo; pero para eso se tiene que tener condiciones, existen varios requisitos, como por ejemplo que la pena no sea mayor de tres años, como lo establece el mismo artículo 62 del Código Penal”, explicó en diálogo con BuenaPepa.

Además, según establece ese mismo artículo, uno de los requisitos básicos para la reserva del fallo es verificar las probabilidades de que el acusado no volverá a cometer un nuevo delito.

“Aquí viene una discusión interesante, ¿se podría deducir que Arturo Fernández no podría cometer otro delito? Es bien difícil, teniendo en cuenta los antecedentes que tiene el señor; tiene una denuncia por difamación contra el general de la Policía, tiene otras denuncias por difamación, sale en redes sociales insultando, ofendiendo a cuanta gente se le ocurre”, prosiguió Talledo Manrique.

“Hay una condición que el código establece que no la cumple el alcalde. Ojo, mientras no haya otra sentencia condenatoria el alcalde tiene la presunción de inocencia, pero existen hechos que pueden hacer dudar a las juezas sobre si se cumple este requisito. Ya tendrán que evaluarlo”.

Si la Segunda Sala de Apelaciones decide por la reserva del fallo en el proceso contra Arturo Fernández, el alcalde deberá cumplir reglas de conducta durante un periodo de prueba. Si llegase a incumplirlas, las magistradas revocarían la medida y se haría pública la condena.

¿Por qué es importante el fallo?

Si se ratifica la condena en primera instancia por difamación agravada en contra de Arturo Fernández, se abre la posibilidad de que el concejo lo suspenda del ejercicio de sus funciones. Si el Poder Judicial opta por la reserva del fallo, el burgomaestre no tendrá ningún impedimento para seguir al frente de la administración municipal, siempre y cuando no incumpla las normas de conducta.

“Si se ratifica la condena, el concejo decidirá cuán rápido se inicia el procedimiento de suspensión. Arturo Fernández tendría derecho a presentar una reconsideración, si es así la resuelve el mismo concejo; si se trata de una apelación la resuelve el Jurado Nacional de Elecciones”, explicó el abogado Carlos Talledo Manrique.

No aprende

Nada más culminar la audiencia esta mañana, Arturo Fernández Bazán brindó declaraciones en los exteriores de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, en Natasha Alta, donde lo esperaban sus seguidores. Dejó de lado su arrepentimiento por sus exabruptos y volvió a cargar contra autoridades e instituciones públicas.

“Esta patria no puede estar en las cuentas bancarias de los dueños de las universidades, en los intereses de ‘Plata como cancha’”, “Yo le puedo decir a Mario Reyna: ‘yo no tengo 10 millones de soles en bienes, usted sí lo tiene’. Usted tiene que decirle a la gente de dónde tiene ese dinero”, “Saben cómo pueden extorsionar a los jueces y fiscales. Yo me enfrento ante el sistema. Me mandan a un siquiatra sin haberme hecho un análisis”, entre otras frases que fueron transmitidas mediante su cuenta personal de Facebook.

Más Información