InicioFruta frescaActualidadTribunal de Nueva York emite orden de arresto contra Camarada José

Tribunal de Nueva York emite orden de arresto contra Camarada José

Corte de Nueva York ordena la captura internacional y una recompensa de US$6 millones por la captura del líder terrorista Víctor Quispe Palomino, conocido como Camarada José.

La Corte Suprema del Condado de Nueva York, en Estados Unidos, ha emitido una orden de captura internacional contra Víctor Quispe Palomino, también conocido como Camarada José. La acusación se basa en los delitos de tráfico ilícito de drogas y terrorismo.

El general de la Policía Nacional, Óscar Arriola, fue el encargado de informar sobre esta importante medida tomada por la justicia.

Además de la orden de captura, las autoridades de justicia norteamericanas han ofrecido una recompensa de US$6 millones a aquellas personas que proporcionen información que conduzca a la ubicación y captura de Quispe Palomino. Esta suma significativa busca incentivar a la comunidad para colaborar en la búsqueda y detención del criminal.

El pasado 5 de julio, el Poder Judicial emitió una orden para ubicar y capturar a Camarada José y a su hermano Jorge Quispe Palomino, quien lamentablemente fue confirmado por las autoridades como fallecido en un operativo.

Ambos eran líderes del último reducto de la organización Sendero Luminoso. Como resultado de estas circunstancias, fueron declarados “reos ausentes” por el Segundo Juzgado Penal Colegiado de la Corte Nacional.

En un operativo militar realizado en agosto de 2022, entre 10 y 15 miembros restantes del grupo terrorista Sendero Luminoso perdieron la vida. Sin embargo, Víctor Quispe Palomino, el líder de la organización, conocido como Camarada José, logró escapar. Estos acontecimientos fueron confirmados por las Fuerzas Armadas de Perú en ese entonces.

Camarada José, ¿quién es?
Víctor Quispe Palomino, nacido el 1 de agosto de 1960 en Ayacucho, tiene una historia controvertida que ha marcado la región. Inicialmente estudiante de Antropología en la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga, su vida dio un giro oscuro debido a la influencia de su padre, Martín Quispe Mendoza, quien formaba parte de Sendero Luminoso y fue víctima de un asesinato perpetrado por ronderos.

Bajo el alias de José, Víctor Quispe Palomino y sus hermanos, Marco y Jorge, se unieron a la organización terrorista, llevando adelante acciones violentas que dejaron una profunda cicatriz en la historia del país.

Entre los actos más atroces en los que estuvo involucrado, destaca el atentado de Soras en 1984, donde perdieron la vida 108 campesinos, y la masacre de Lucanamarca en 1983, donde fallecieron 69 personas.

El legado sanguinario de Quispe Palomino no ha cesado a lo largo de los años. El 23 de mayo de 2021, durante la segunda vuelta de las Elecciones Presidenciales 2021 entre Keiko Fujimori y Pedro Castillo, se produjo el último atentado terrorista en San Miguel del Ene, en la provincia de Satipo, Junín. En este lamentable suceso, 16 personas, incluyendo menores de edad, perdieron la vida a manos de los perpetradores.

La presencia y acciones de Víctor Quispe Palomino y su organización han dejado una huella de violencia y tragedia en la historia del país, recordándonos la importancia de la paz y la seguridad en nuestra sociedad. Es fundamental trabajar juntos para erradicar el terrorismo y promover un futuro basado en la convivencia pacífica y el respeto por los derechos humanos.

¿Quiénes son los pioneritos?
En 2007, la prensa peruana dio a conocer un reportaje periodístico bajo el título Los Niños del VRAE. Este reportaje se basó en material incautado por el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas al extinguido líder senderista Carlos Borda Casafranca, conocido como el camarada Alipio.

Dentro de la mochila de Alipio, se encontró una cámara fotográfica que albergaba tres memorias. Estas imágenes revelaron las terribles de reclutamiento de menores de edad llevadas a cabo por la columna narcoterrorista prácticas bajo su mando.

En ese momento, las fotografías mostraron a niños de entre 5 y 16 años, capturadas por los propios subversivos, portando armas de gran calibre. En otras secuencias, se les podía ver realizando tareas cotidianas en la selva del Vraem.

A través de las fotografías obtenidas por el semanario, también se identificó a la camarada Alipio junto a Jorge Quispe Palomino, conocido como camarada Raúl, y otros miembros de la cúpula militar terrorista que hasta ese momento eran desconocidos.

Más Información