InicioFruta de exportaciónEspecialesTrata de personas: el secuestro, la esclavitud y la prostitución están entre...

Trata de personas: el secuestro, la esclavitud y la prostitución están entre nosotros

Escribe Iveth Xiomara Yamunaqué González

La escolar Génesis Ailda Z. CH. desapareció de las calles de Sullana el 16 de abril del 2023. Cuarenta y ochos horas después, la noticia de una nueva desaparición de una estudiante rondaba la Perla del Chira; Judith Ch. S. era otra víctima. Luego de varios días, las adolescentes, ambas de 16 años, aparecieron en Colombia. Entérate en esta nota de BuenaPepa detalles de una historia y datos escalofriantes.

Leer más: Cifra récord del Mininter: 1,600 mujeres han sido rescatadas de la trata de personas de enero a julio

Trata de personas cerca de todos

Según la mamá de Judith, Edelmira Santos Zurita, las menores fueron captadas a través de un grupo de WhatsApp por una red internacional de trata de menores. Extranjeros les ofrecieron trabajo como vendedoras de ropa y modelos; sin embargo, la intención era más que escalofriante: explotación sexual

Con ayuda de coyotes, cruzaron la frontera con Ecuador. Ambas viajaron en la tolva de un vehículo y burlaron los controles de seguridad.

Las escolares de cuarto grado de secundaria cayeron en manos de una mafia internacional de trata de menores; habrían sido explotadas sexualmente. Decidieron regresar a Perú, pero sus captores tenían otros planes para ellas. Fueron lanzadas de un vehículo en movimiento en la frontera. Las menores, en estado crítico, permanecieron hospitalizadas: una en Colombia y la otra en Ecuador.

En el Perú, existen incidentes parecidos al que sufrieron estas adolescentes. Según el Ministerio Público, entre el 2018 y 2023, fueron 29 400 casos del delito de trata de personas. 

Trata de personas

A pesar de que la cifra descendió en pandemia a 3915, en 2020, las estadísticas generan alarma en los peruanos. En el 2022, se registraron 6017, mientras que este 2023 van 2222. Se estipula que para diciembre se superará la cifra. 

Herida abierta

María Ángeles contó a un medio nacional cómo fue traída de Venezuela a Perú con las mentiras comunes de un trabajo propio y estabilidad económica. Además, narró cómo fue maltratada por no cumplir con la cuota diaria, la cual era de 300 soles y las amenazas que recibía.

Leer más: Cae red de trata: dueños de night club van a prisión por prostituir a 40 mujeres

María teme por su vida, ya que es vigilada las 24 horas del día. La mafia para la que brindó servicios sabía sus movimientos y se lo mostraban a través de aterradores mensajes de WhatsApp. 

Así como María está Adelaida, a quien sus padres abandonaron y le dejaron la ardua tarea de cuidar de su hermana de 8 años. La joven con 22 años pisó Lima, donde una red la captó y le mostró la idea de la familia funcional que nunca había tenido. 

Sin embargo, las verdaderas intenciones salieron a flote, pues la obligaron a pagar gastos de su traslado y terminó esclavizada sexualmente en las calles de la capital peruana. 

A pesar de que la cifra descendió en pandemia a 3915, en 2020, las estadísticas generan alarma en los peruanos. En el 2022, se registraron 6017, mientras que este 2023 van 2222. Se estipula que para diciembre se superará la cifra.

“La trata de personas es violencia. La violencia sufrida por cada mujer y cada niña es una herida abierta en el cuerpo de toda la humanidad, es una herida profunda que nos afecta también a cada uno de nosotros”, manifestó el papa Francisco en la Jornada Mundial de Oración y Reflexión Contra la Trata de Personas, promovida por la Unión Internacional de las Superioras Generales, en el 2022. 

Según las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la trata de personas se define como la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción; al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. 

Trata de personas: 23 de septiembre 

Eliminar la trata y explotación sexual de niños, niñas y mujeres es una tarea ardua que evoca la participación de gobiernos, empresas y sociedad en lazos inquebrantables. 

En enero de 1999 se desarrolló, en Dhaka (Bangladesh), la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Mujeres, donde se eligió el 23 de setiembre como Día Internacional en Contra de la Explotación y Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, en homenaje a la Ley Palacios (Primera norma legal que se promulgó en el mundo contra la prostitución infantil, en Argentina en 1913).

Esta fecha tiene como objetivo concienciar a los gobiernos y sociedad sobre los factores y consecuencias de este delito que pone en vilo a todo el mundo. 

A 110 años de su promulgación, la Ley Palacios tiene como objetivo la desaparición de la prostitución forzosa y penar la trata de personas con fines de explotación sexual, además, de brindar protección a los menores de edad frente a este delito. 

Por otro lado, estableció que quienes administran prostíbulos serían considerados autores y coautores de trata de personas, salvo pruebas demuestren lo contrario.

¿Por qué la Ley Palacios? 
Alfredo Palacios fue representante del Partido Socialista Argentino. En 1907 presentó un proyecto para corregir deficiencias del Código Penal relacionado contra la prostitución forzada. El proyecto de 1907 planteó un castigo severo para los proxenetas, es decir, se dirigió a penar a quienes sometían a las mujeres forzadamente a la prostitución y no a la prostitución en general.

El 8 de agosto de 1913 Palacios advirtió a los legisladores la “urgencia que existe en dictar una legislación rigurosa, contra los traficantes de carne humana” y reiteró que “todo el mundo civilizado señala nuestra metrópoli como el campo más propicio para el inmundo comercio”.

Además, amplió sus horizontes hacia la legislación de la corrupción de mujeres y buscó modificar algunos incisos del código penal argentino. Uno de los cambios más importantes que se produjo fue la modificación de las edades de las víctimas para establecer las penas a los acusados. Aunque mediara su consentimiento, cuando la víctima fuera menor de 18 años correspondería entre seis y diez años de prisión y si fuera mayor de 18 años, tres a seis años. 

Cifras alarmantes 

Los diversos factores de riesgo que concurren en el fenómeno de la trata de personas podrían relacionarse a la pobreza, inequidad, falta de oportunidades, desigualdades de género, violencia, políticas migratorias restrictivas, baja escolaridad, analfabetismo, crisis familiares, abandono, carencia de documentos de identidad y mano de obra barata, entre otros.

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la característica más frecuente del delito de trata de personas es la explotación sexual. 

Durante el año 2022, se registraron 331 denuncias que tenían como finalidad la explotación sexual, lo que representa el 63,2 % respecto del total de delaciones. Mientras, en lo que va del 2023 se anotaron 68 denuncias de este tipo. Le sigue la explotación laboral, con 48 casos.

Arequipa anotaron 115 casos y es la provincia fiscal con mayor incidencia de trata de personas. Le siguen Lima Norte con 70, Tumbes con 65, Loreto con 62 y Lima Centro con 61 denuncias.

Arsenal para capturas

Las modalidades de captación más frecuentes utilizadas por los tratantes suelen ser la oferta de trabajo, rapto, abuso de poder, chantaje, engaño, promesas de beneficios o de suplir las necesidades más apremiantes, promesas de trabajo falso, padrinazgo, secuestro, seducción, agencias matrimoniales, entre otras.

La falsa oferta de trabajo es uno de los medios más empleados para captar a víctimas de trata de personas. En el año 2022, del total de denuncias que registraron modalidad de captación (494), el 93,9 % (464) había caído por una falsa oferta de trabajo.

Es preciso resaltar el incremento en 76,9 % de denuncias cuya modalidad de captación fue a través de internet.

María teme por su vida, ya que es vigilada las 24 horas del día. La mafia para la que brindó servicios sabía sus movimientos y se lo mostraban a través de aterradores mensajes de WhatsApp. 

Por lugar de explotación, 44 víctimas de trata de personas registraron que fueron explotadas en un prostíbulo y 43 en un night club. Otro lugar frecuente es la vía pública para los casos de mendicidad (7), continúan servicio doméstico (6) y discoteca (5), entre otros, como minería

Perú y la trata de personas 

Según la Defensoría del Pueblo y CHS Alternativo, en el Perú, el delito de trata de personas mueve la suma de US$ 1300 millones al año. Así es como lo indica el balance de la acción del Estado frente a este negocio ilícito. 

El estudio brinda una aproximación a la cifra de acuerdo a las actividades vinculadas a los distintos tipos del delito y la comparación con los parámetros internacionales. 

De esta manera, se concluye que cada año los explotadores obtienen unos US$ 700 millones por actividades vinculadas a la explotación sexual y otros US$ 600 millones por actividades relacionadas a la explotación laboral.

Esto significa una ganancia de S/ 28 875 al año por cada una de las víctimas de trata de personas, cifra que contrasta con los apenas S/ 0.12 por persona que invierte el Estado con el objetivo de prevenir y perseguir el delito, así como para proteger a los afectados y financiar el Plan Nacional de Acción contra la Trata de Personas.

Según Carlos Chorres, abogado penalista, el Protocolo Palermo, para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente de mujeres y niños, es el documento internacional más importante en la lucha contra la trata de personas, ya que en este se establecen las responsabilidades de los Estados para combatir este delito.  

El Protocolo Palermo fue aprobado en la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, en el 2000. 

Video recomendado

Más Información