InicioFruta selectaArticulistasMario Bros: ¿cuestión de nostalgia o una muy buena película?

Mario Bros: ¿cuestión de nostalgia o una muy buena película?

Fuera por nostalgia o porque es una historia entretenida o, simplemente, porque no entendieron de lo que realmente va, esta película tiene a los espectadores en dos bandos bien marcados: a favor o en contra.

Super Mario Bros: la película (Aaron Horvath, Michael Jelenic – 2023) cuenta la historia de Mario y Luigi, un par de obreros, que quieren dedicarse a la fontanería, pero por cosas del azar siempre causan desastres y al tratar de remediar los daños, son lanzados a mundos paralelos, donde son separados y tienen que buscar la forma de reencontrarse y, de paso salvar, a esos coloridos mundos de las manos del terrible Bowser.

Este resumen no es nada comparada con toda la acción, color, drama y risas de la historia. Como señale líneas arriba, la historia es muy entretenida con un sinfín de referencias para los amantes del juego, en casi todas sus versiones: desde las canciones, los elementos, los personajes y, sobre todo, las cajitas que brindan a los personajes poderes de forma aleatoria.

Las motivaciones de los personajes, desde los hermanos quienes no tienen el apoyo de su familia al iniciar el nuevo emprendimiento, la princesa que no es una damisela en peligro y es sumamente empoderada; y el villano que hace todo por amor así sus súbditos se vean asombrados al no tener toda la maldad que buscan.

Tal vez el porqué me gusta esta película y podría considerarla como una de las mejores adaptaciones de videojuegos al cine, es que no solo transmite nostalgia, sino que parte de ella para darnos un contexto e ir más allá. Claro que hay momentos épicos como la pelea en la Isla de los Kong o cuando arman sus cars o las carreras por las pistas de arcoíris. Escenarios, mundos, personajes, secuaces; todo hace que un gamer viejo disfrute sin dejar de lado a los no conocedores o neófitos en el tema pues se divierten con todas estas aventuras en mundos llenos de color.

En resumen, si no llegan con ojos de niños, sin prejuicios y con ganas de ser sorprendidos desperdiciaran 92 minutos de su vida, solo vayan al cine y disfruten por un momento. 

Pd. No se pierdan las dos escenas postcréditos que nos dan chance de continuar con las entregas y continúan haciendo referencias a otras películas. 

Federico Sabana Vega
Federico Sabana Vega
(Chicama, 1980) Maestro en Educación, con estudios de Doctorado en Comunicación Social, docente universitario, cinéfilo en rehabilitación, seriéfilo por decisión, adicto a la cultura friki, promotor y realizador de eventos culturales. Organizador, gestor y promotor del Trujillo Cómic.
Federico Sabana Vega
Federico Sabana Vega
(Chicama, 1980) Maestro en Educación, con estudios de Doctorado en Comunicación Social, docente universitario, cinéfilo en rehabilitación, seriéfilo por decisión, adicto a la cultura friki, promotor y realizador de eventos culturales. Organizador, gestor y promotor del Trujillo Cómic.
Más Información