Cómic: olla común nos enseña que somos más fuertes que los huaicos

En un local del sector Tres de Wichanzao, la zona más afectada por el huaico de la quebrada Cabras, un grupo de familias demuestra que la unidad es más fuerte que sus problemas. Son alrededor de trescientos damnificados que lo han perdido todo tras las lluvias del ciclón Yaku que golpearon Trujillo la noche del 10 de marzo, pero ahora están reunidos para sobreponerse.

Los jóvenes de la zona son los que llevan la delantera y ha tenido la iniciativa de reunir víveres para los que más lo necesitan. Ellos mismos figuran dentro de los damnificados, pero ahora tratan de buscar el bien común. En este lugar se preparan, a diario, trescientas raciones de desayunos, almuerzos y cenas para los afectados.

En este cómic, que forma parte del contenido transmedia elaborado por Buenapepa, te contamos más detalles de esta iniciativa.

Más historias relacionadas

El barro y la vida

Yaku: Una Desgracia Conocida es una amalgama de historias que evidencia las transformaciones de los sobrevivientes. Un desastre saca lo mejor o lo peor de las personas. Conózcalas.

El eco de tu voz

Yaku: Una Desgracia Conocida también carcome por su voces, llantos y silencios, los cuales cuentan la lucha del infortunio y la vida. Escuche nuestra serie de pódcast de quienes se enfrentaron al ciclón.

En vivo y directo

Yaku: Una Desgracia onocida se alimentó con transmisiones en vivo que cuentan la severidad del ciclón en la vida de los sobrevivientes y en su ejemplo por sobreponerse.

Tírese un selfi

La fotografía es una herramienta fundamental para dejar testimonio de la transformación de las personas luego del ciclón Yaku.

Tinta y tiempo

Yaku: Una Desgracia Conocida también se cuenta en cómic.

Con brújula

A través de un mapa interactivo recorre el nacimiento y desplazamiento de la quebrada del Cerro Cabras, que se activó con las lluvias del ciclón Yaku y sepultó decenas de viviendas.

En un local del sector Tres de Wichanzao, la zona más afectada por el huaico de la quebrada Cabras, un grupo de familias demuestra que la unidad es más fuerte que sus problemas. Son alrededor de trescientos damnificados que lo han perdido todo tras las lluvias del ciclón Yaku que golpearon Trujillo la noche del 10 de marzo, pero ahora están reunidos para sobreponerse.

Los jóvenes de la zona son los que llevan la delantera y ha tenido la iniciativa de reunir víveres para los que más lo necesitan. Ellos mismos figuran dentro de los damnificados, pero ahora tratan de buscar el bien común. En este lugar se preparan, a diario, trescientas raciones de desayunos, almuerzos y cenas para los afectados.

En este cómic, que forma parte del contenido transmedia elaborado por Buenapepa, te contamos más detalles de esta iniciativa.