InicioFruta frescaActualidadSi te muerde un perro, vacúnate: un alto número de canes callejeros...

Si te muerde un perro, vacúnate: un alto número de canes callejeros están infectados con rabia

"Las probabilidades de que un perro callejero esté infectado con rabia son altísimas. ¿Quién vacuna a un perro callejero? A los perros se les vacuna llevados por sus dueños", indicó Ana Burga Vega, jefa de Epidemiología de la Geresa La Libertad.

La relación entre los seres humanos y los perros es una de las más antiguas y apreciadas en la historia de la convivencia entre especies. Sin embargo, a pesar de la mayoría de experiencias positivas, existen ocasiones en las que los caninos pueden responder de manera agresiva, lo que plantea riesgos graves para la salud humana, pues uno de los mayores temores es la posibilidad de contraer la rabia, una enfermedad mortal transmitida por la saliva de animales infectados y que finalmente te llevan a la muerte.

¿Qué es la rabia?

Ana María Burga Vega, jefa de Epidemiología de la Gerencia Regional de Salud (Geresa) La Libertad, la rabia es una enfermedad que afecta el sistema nervioso central y se manifiesta con síntomas como fiebre, dolor de cabeza, vómitos y alteraciones en la conducta.

Indica además que, la letalidad de esta enfermedad es del 100 %, y la ventana de tiempo desde la aparición de los primeros síntomas letales como la convulsión, taquicardia y trastornos del sistema nervioso es relativamente corta, entre siete y 14 días hasta finalmente morir.

“La persona muere por insuficiencia respiratoria, porque se paraliza su centro respiratorio en su cerebro”, dijo en entrevista a Buenapepa.

La rabia es una enfermedad extremadamente rara en la humanidad. “El último año en el que se detectó en La Libertad rabia humana fue en 1996 y lamentablemente esa persona falleció y a nivel mundial sólo hubo tres casos que sobrevivieron”, alertó Burga Vega, subrayando que la letalidad de esta enfermedad es del 100 %.

Precauciones para evitar la rabia:

Vacunación de animales: La vacunación anual de perros es esencial para la prevención de la rabia. Los dueños de mascotas deben asegurarse de que sus animales estén adecuadamente vacunados y mantener los registros al día.

Verificación de la vacunación: Si una persona es mordida por un perro al que se conoce su dueño, es imperativo que se verifique si el perro ha sido vacunado contra la rabia en el último año. Esta medida garantiza la seguridad de la víctima en caso de una mordedura.

“Si yo conozco al dueño del perro debe enseñar el carné de vacunación  si no me lo enseña probablemente ese perro no estaba vacunado”, recalcó Ana María Burga Epidemiología de la Gerencia Regional de Salud.

Mordeduras de perros desconocidos: En el caso de una mordedura de un perro desconocido, independientemente de cualquier sospecha de rabia, la atención médica debe de ser inmediata ya que la rabia es una enfermedad que no puede tomarse a la ligera, y la vacunación es vital para prevenir su desarrollo.

“Las probabilidades de que un perro callejero esté infectado con rabia son altísimas. ¿Quién vacuna a un perro callejero? A los perros se les vacuna llevados por sus dueños”.

Ana Burga Vega

La rabia es una enfermedad mortal que requiere una atención especial y precauciones rigurosas. La vacunación de los perros es fundamental para prevenir su propagación, y cualquier mordedura de un perro, especialmente de uno desconocido, debe tomarse en serio y tratarse de inmediato. La prevención es la clave para evitar la rabia, una enfermedad que, aunque es rara, sigue siendo una amenaza real para la salud pública. La conciencia y la acción responsable son esenciales para mantenernos a salvo de esta enfermedad mortal.

Primer caso en Arequipa

La Gerencia Regional de Salud (Geresa) de Arequipa confirmó hace unos días el primer caso de rabia humana en la región después de ocho años. Una mujer de 54 años, de la localidad de Chiguata, ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Regional Honorio Delgado Espinoza, tras ser mordida por un perro en la calle. Su estado de salud es reservado.

Escribe: Jesús David Cieza García.

Más Información