Inicio¡Qué Palta!Abusó de joven con retraso mental y ahora purgará condena de 20...

Abusó de joven con retraso mental y ahora purgará condena de 20 años en penal El Milagro

Quiso pasarse de listo, aprovechándose de la discapacidad de su víctima, sin imaginar que pagaría muy caro su accionar. A veinte años de cárcel fue condenado un sujeto que abusó sexualmente de una mujer con problemas de salud mental. Se trata de Luis Alberto Camacho Rosario, a quien el Segundo Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial lo sentenció por el delito de violación sexual en agravio de una persona con retraso mental moderado.

La víctima, de iniciales M.E.C.R., fue declarada como discapacitada por el Consejo Nacional para la Integración de la persona con discapacidad (Conadis) en el 2010 por presentar una grave alteración de la conciencia, además de un trastorno del habla y lenguaje. La fiscal adjunta provincial Mercedes Torres Carnero de la Primera Fiscalía Provincial Pernal Corporativa de Trujillo logró acreditar la discapacidad de la agraviada, por lo que el Juzgado decidió condenar al agresor. Además, dispuso el pago de una reparación civil de 5 mil nuevos soles.

Cómo fueron los hechos
La agresión sexual se registró el 6 de enero. La víctima había huido de casa y se encontraba libando en un parque junto a Luis Alberto Camacho y otras personas, en el parque Los Jazmines. Al promediar las 5 de la tarde, Camacho se retiró con M.E.C.R. a su domicilio, en la Prolongación Ramón Zavala, urbanización Las Casuarinas.

En el lugar, el agresor continuó dándole de beber licor a la joven y la dopó con una pastilla de benzodiacepina. Tras perder el conocimiento la desnudó y violó.

Camacho no sabía que la Policía había tomado conocimiento sobre la desaparición de la joven, por lo que, tras un seguimiento, unos agentes llegaron a su domicilio y encontraron a la víctima desnuda y llorando debajo de la cama.

El Ministerio Público reunió los medios probatorios que inculpan a Luis Camacho, siendo clave la entrevista única en cámara Gesell de la agraviada, como prueba anticipada, donde relata de forma coherente y detallada los hechos en su agravio, sindicando como autor de los mismos al investigado; además, se contó con peritajes químicos toxicológicos y dosaje etílico, acta de verificación y certificado médico legal.

Más Información