InicioFruta selectaArticulistasReacher: un héroe como los de antes

Reacher: un héroe como los de antes

Encontrarse con contenidos que no solo provocan nostalgia por los héroes que vimos hace treinta años; sino que ahora encandilan y gustan a las personas de cualquier generación, es más que un logro.

Reacher (Nick Santora, 2022 – 2024), cuenta la historia de Jack Reacher, ex policía militar y ahora, prácticamente, un vagabundo, quien vive con lo puesto y va viajando de pueblo en pueblo hasta toparse con crímenes que le afectan de manera personal y se involucra en las investigaciones hasta resolverlas de la forma más violenta posible. 

En la primera temporada, Reacher es acusado de asesinato y debe buscar al o los responsables. En el camino se sumarán cada vez más problemas que convertirán el incidente en un asunto personal.

En la segunda temporada, el gigantón tendrá que reunirse con su escuadrón para descubrir quién y por qué los están eliminando. Además de la acción (peleas y balaceras) contarán parte del pasado del grupo liderado por Reacher, información  importante para empatizar con ellos.

En la primera temporada, Reacher es acusado de asesinato y debe buscar al o los responsables. En el camino se sumarán cada vez más problemas que convertirán el incidente en un asunto personal.

De esta serie de Prime Video, destaca su personaje principal Alan Ritchson como Jack Reacher, quien con su porte, corpulencia, con su andar pesado, agilidad mental y, sobre todo, con carácter fuerte y recto sorprende gratamente.

Claro que hace recordar a esos héroes de los ochenta y noventa, quienes a punta de golpes y buenas intenciones captaban la atención de todos nosotros: los espectadores.

Pero son otros tiempos y la violencia es fuerte, visceral; ya no podemos ser ingenuos pensando que de la volcadura de un auto todos saldrán solo mareados, casi ilesos, o que justo cuando van a matar a una persona llegará el héroe para impedirlo.

Hay muertos, golpes, balas, explosiones. Los buenos no son puramente buenos, existe una escala enorme de grises, que —justifiquemos el actuar del protagonista— no nos cierran los ojos ante los cadáveres que deja a su paso; pero somos consciente que, en la historia, ello es necesario.

Cartel de Reacher por Amazón

El ritmo caótico y acelerado de la actualidad, en algunos pocos productos visuales, se está transformando en acciones más calmadas, tomas que acompañan a los protagonistas, pero no es una persecución vertiginosa.

La música de otra época marca muy bien el ambiente, al igual que la fotografía, con sus tonos oscuros —casi azules por momentos, pero muy claros en otros—, nos conducen por un singular espacio emocional.

Los personajes secundarios están muy bien escogidos. Pueden caer antipáticos, son tercos; pero con sus puntos de vista muy bien plantados, que, a su manera y desde su forma de pensar, buscarán la verdad.

Las mujeres también lucen empoderadas. No son un mero adorno o simples damiselas en peligro que el héroe rescata; si aún se tiene destellos de aquello. En esta serie ellas son fuertes, inteligentes y, por lo general, salvan el pellejo del protagonista.

La música de otra época marca muy bien el ambiente, al igual que la fotografía, con sus tonos oscuros —casi azules por momentos, pero muy claros en otros—, nos conducen por un singular espacio emocional.

Los villanos no solos son actores reciclados de series o películas emblemáticas (haciendo mofa de ello), por momentos son caricaturescos, pero se muestra ese lado vil/malvado que genera en el espectador desagrado, convirtiéndolos, también, en nuestros enemigos.

Reacher es una oda a esas películas y series del pasado (aunque los que bordeamos los cuarenta años nos resistimos a aceptar) con una cuota de actualidad, en la cual el héroe es duro y hasta cruel para alcanzar sus objetivos, pero en el fondo es un sujeto de buen corazón que siempre hace las cosas para ayudar a su familia/amigos.

Esperemos que este tipo de contenidos continúen replicándose, sacándole el provecho y llevando ese espíritu con el que crecimos, viendo a esos, nuestros, héroes de acción que defiende unos ideales ya diluidos en el tiempo.

Federico Sabana Vega
Federico Sabana Vega
(Chicama, 1980) Maestro en Educación, con estudios de Doctorado en Comunicación Social, docente universitario, cinéfilo en rehabilitación, seriéfilo por decisión, adicto a la cultura friki, promotor y realizador de eventos culturales. Organizador, gestor y promotor del Trujillo Cómic.
Federico Sabana Vega
Federico Sabana Vega
(Chicama, 1980) Maestro en Educación, con estudios de Doctorado en Comunicación Social, docente universitario, cinéfilo en rehabilitación, seriéfilo por decisión, adicto a la cultura friki, promotor y realizador de eventos culturales. Organizador, gestor y promotor del Trujillo Cómic.
Más Información