InicioFruta de exportaciónEspecialesLos "raves" revolucionan la escena musical y cultural del Perú: conoce el...

Los “raves” revolucionan la escena musical y cultural del Perú: conoce el estigma y los temores de esta comunidad “underground”

Libertad, alegría y consumo de drogas son las características de estos eventos. Tarapoto, en la selva nororiental del Perú, se está convirtiendo en un punto de referencia para estos eventos.

- Advertisement -

Con tu grupo de amigos decides instalar un poderoso sistema de sonido en algún lugar lejano y lleno de vegetación. Puede ser un terreno baldío, las orillas de un río, un mirador especial, cualquier paisaje funciona para crear un espacio de libertad.

Un paraje donde no puedan molestar ni ser molestados. Las luces redibujan la zona. Los latidos del corazón coinciden con los beats de la música techno que se filtra a través de cada orificio. “La música es la poesía del aire”, cantó Jean Paul Richter.

Por medio del boca a boca, atraes a decenas, cientos e, incluso, miles de entusiastas de las fiestas, sin necesidad de promoción, sin licencias, sin cobrar entrada y sin restricciones de horario.

Respuesta cultural

La música y el arte son las protagonistas de las diversas y numerosas fiestas, conocidas como raves, en Tarapoto. Sin embargo, el consumo de sustancias nocivas son un problema en estos acontecimientos.

Los raves, más que una forma de expresión cultural, son una comunidad caracterizada por la música electrónica en cualquiera de sus géneros: house, techno, EDM, indie dance, entre otros. Los largos bailes y la sensación de escape, tienen sus raíces en los movimientos contraculturales de los años 80.

Originarios en el Reino Unido, estos eventos underground surgieron para responder la represión y atender la necesidad de crear espacios alternativos de celebración y conexión social. La música como un acto de protesta. “Si no puedo bailar, tu revolución no me interesa”, dicen que dijo la feminista Emma Goldman.

Con el tiempo, los raves se han expandido por todo el mundo y se han convertido en una manifestación global de la cultura juvenil e, incluso, en una poderosa fuerza de unión de las personas.

Los raves, más que una forma de expresión cultural, son una comunidad caracterizada por la música electrónica en cualquiera de sus géneros: house, techno, EDM, indie dance, entre otros

En Tarapoto, conocida por su exuberante vegetación y su rica cultura amazónica, la escena rave ha florecido en las calles. Durante las últimas dos décadas, esta ciudad ha ganado popularidad como destino turístico en constante crecimiento, lo que ha influido en la expansión de la cultura rave.

Ahora, 1 de cada 5 clubes se especializan en este tipo de música, debido a su atractivo y rentabilidad.

Resulta innegable que, si te sientes atraído por los ritmos electrónicos, la danza y el arte; en Tarapoto encontrarás un escape de la rutina y una oportunidad para conectar con otros que comparten tus mismos intereses.

Las pistas de baile, o como le dicen los asistentes “círculos de baile”, estarán repletos sea cual sea el evento.

Un Dj programa música en una discoteca en Tarapoto.

A pesar del reconocimiento turístico que le ha aportado a la ciudad, en Tarapoto la cultura rave no está exenta de críticas y prejuicios.

Los conservadores aún consideran estas fiestas como lugares donde se consumen drogas de manera exagerada y se protagonizan actos inmorales.

Estas percepciones negativas han llevado a la marginalización y al estigma; pero, aunque pueda parecer indiferente, la comunidad rave está decidida a superar estos desafíos.

Rave: lo clandestino

Se suele decir que cuando eres joven quieres probar de todo, más aún si está prohibido. La curiosidad de lo desconocido incita a ir allá, al inframundo y testear cuantos beats per minute te pueden llevar al éxtasis, como algo único, salvaje, con gente especial y diferente.

El consumo de drogas depende de cada persona. El problema es que en el caso de los raves, viene a ser una característica, tristemente, identificable. Son su esencia.

Javier Veliz, conocido en el mundo artístico como Aber, menciona que las drogas siempre han estado presentes en eventos musicales, en los cuales reina la libertad y la alegría, como los festivales indie y rock; sin embargo, es en la música electrónica donde se le presta especial atención.

Los conservadores aún consideran estas fiestas como lugares donde se consumen drogas de manera exagerada y se protagonizan actos inmorales.

El uso de sustancias es una realidad y es lo que genera mayor rechazo en la sociedad, incluso existe una percepción generalizada de que los jóvenes solo acuden a estos eventos por este motivo.

Sustancias como el alcohol y la cocaína se inscriben en la experiencia. Informes de El Planteo y Vice revelan que en las fiestas europeas circula una diversidad de sustancias y que la mayoría de los asistentes las ingieren de manera consciente.

Existe, además, casos de policonsumo —consumo de más de una droga a la vez— y mucho riesgo. Estos datos sugieren que el empleo de drogas es una práctica extendida en los raves, aunque la magnitud del problema puede variar según el evento y la ubicación, lo que añade complejidad y cuestionamientos sobre la conciencia de los participantes de esta escena subterránea.

La ausencia de control y las cero restricciones se convierten en el atractivo principal que impulsa el ritual de consumo en estas fiestas, antes que en discotecas u otros locales. Sin embargo, es innegable que no todos los asistentes participan en estas prácticas.

Cuestión de elección

Rodrigo Coral, o Rod Loos, es un DJ que ha ganado mucha popularidad en Tarapoto. Después de una reflexión, ha llegado a una conclusión: “Por más controversial que sea el tema, en sí el consumo es una elección individual en este tipo de eventos y para poder usar drogas —si  es que decides usarlas—  tienes que estar muy bien mentalmente para no caer en adicción”.

El consumo de estupefacientes puede considerarse como parte de la iniciación de aquellos que desean sumergirse en la cultura rave.

Un informe de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) en Perú arroja luz sobre aspectos preocupantes. El consumo de drogas se inicia a edades tempranas, y casi la mitad de los adolescentes ya bebe alcohol.

La disminución de la edad en el consumo contribuye a que más jóvenes se vean expuestos a estas sustancias, y la presencia de grupos violentos como pandillas juveniles y la presión social influye en el inicio del consumo temprano, y, por lo tanto, la adicción.

Rave. Un DJ programa música en una discoteca en Tarapoto, Perú.

En el caso de la escena rave, muchas veces, se percibe como una especie de requisito para sumergirse en la atmósfera, pues casi toda la gente en los eventos “está en algo”; pero según Aber: “La cuestión es que sepan en qué “están”, que sepan cómo llevarlo, y para esto está la información”.

Aber también sugiere que, en el caso de Europa, en lugar de ocultar este tema y negarlo, se enfocan en informar al público y educar para que la comunidad tenga el conocimiento sobre qué sustancias no se deben mezclar, qué cantidades se pueden consumir, y que lo más importante es cuidarse.

Pues, si lo van a intentar, que tengan la suficiente información para tomar decisiones racionales.

Fama ganada

La faceta sensacionalista de los medios de comunicación ha apuntado sus baterías a estas fiestas y han hecho hincapié de que todos los que asisten a estos eventos consumen drogas (speed, MDMA, pastillas, marihuana, setas alucinógenas y ketamina), alcohol por doquier y otras sustancias que ayudan a que puedas resistir más de 12 horas de diversión sin parar.

La ausencia de control y las cero restricciones se convierten en el atractivo principal que impulsa el ritual de consumo en estas fiestas, antes que en discotecas u otros locales.

“Viaje al centro de las fiestas pastilleras, una desconexión sideral para la pospandemia”, tituló la Rolling Stone en español a un informe de octubre del 2022. El diario A24  público sobre una fiesta en Argentina en mayo del 2023: “Mandarine Park: hubo otras 10 emergencias por metanfetaminas la noche en que murió el joven en una fiesta electrónica”.

Conscientes de los obstáculos que enfrentan, los organizadores de eventos rave en Tarapoto han tomado medidas para promover la seguridad, la educación y la responsabilidad en su comunidad.

Aber, además de DJ, como organizador de eventos, menciona que resulta acertado hablar de manera abierta y franca sobre este tema, así sabes qué sustancias ingresan a tu organismo. Medidas como está son positivas para que la escena tome conciencia mayor de ese problema.

La educación tiene un rol clave en el cambio de percepciones y aunque en Tarapoto no haya habido malas experiencias con el consumo de drogas, se deben tomar acciones inmediatas para que así se mantenga siempre.

Limpiar aquella imagen de que es un lugar banal depende de toda la comunidad y de las medidas estrictas que se empleen, desde la prohibida admisión a menores de edad, hasta la difusión de un concreto mensaje antidrogas.

Libertad total

Según el Diccionario Oxford, ‘rave’ es una concentración festiva de aficionados a la música house o techno, que generalmente se celebra sin autorización en un edificio abandonado o al aire libre. Para los conocedores rave significa delirio.

Los rave han logrado crear un ambiente interminable de amor donde no hay juicio ni discriminación, donde se puede encontrar una forma de expresarse, divertirse y conectarse con otros; y si algún día tienes la mala fortuna de un mal viaje, nunca dudes que la comunidad estará para ti.

La educación tiene un rol clave en el cambio de percepciones y aunque en Tarapoto no haya habido malas experiencias con el consumo de drogas, se deben tomar acciones inmediatas para que así se mantenga siempre.

Con un enfoque en la seguridad, la educación y la conciencia se está construyendo una escena responsable y empoderada que promueve el respeto mutuo.

Tarapoto camina a convertirse en un punto de referencia en el panorama rave, donde la música, el arte y la comunidad se unen para celebrar la diversidad y la unión.

Texto: Amy Dios Ruiz

Más Información