InicioFruta de exportaciónEspecialesPolicía Nacional del Perú: una promoción, 14 muertos y un misterio jamás...

Policía Nacional del Perú: una promoción, 14 muertos y un misterio jamás resuelto

El infortunio persigue a un grupo de egresados de una escuela de la Policía Nacional del Perú. Catorce de sus miembros han muerto de manera trágica.

Escribe Sandy Valeria Crespo Carrasco 

Lo extraño no son las circunstancias en las que murieron, sino la cantidad de muertes consecutivas de una solo promoción de la Policía Nacional del Perú. Serpicos, llamada así en honor a Francesco Vincent Serpico, un oficial reconocido por sus denuncias contra la corrupción generalizada en el departamento de la Policía de Nueva York y, también, por ser el primero en declarar como testigo en un juicio contra las irregularidades de los uniformados. 

El 2016, año en el que los serpicos egresaron de las Escuelas Técnicas PNP de La Unión y Sullana (región Piura), fue cuando empezó la tragedia.

Un 2016 cargado de tragedias

El 9 de agosto, las pistas de Paita se tiñeron de sangre cuando el suboficial de tercera Ángelo Rubén Pacherres Valdiviezo, de 20 años de edad, perdió la vida al chocar su motocicleta contra un camión recolector de basura. 

Quince días después, Francisco León Coloma se convirtió en el segundo fallecido. Fue la madrugada del 24 de agosto que encontró la muerte en el camino, cuando se dirigía a Sechura a cumplir con sus labores. La moto que manejaba impactó con un tráiler en la Autopista del Sol en la vía Piura-Sullana.

El 2016, año en el que los serpicos egresaron de las Escuelas Técnicas PNP de La Unión y Sullana (región Piura), fue cuando empezó la tragedia.

Con tan solo dos días que la promoción Serpicos afrontaba la muerte de León, una nueva víctima se sumó a la lista. Era Kenny García Alberca, de 23 años de edad, quien recibió un disparo de parte de su compañero Alexis Jiménez Varillas (20). 

Ambos se encontraban en su dormitorio manipulando sus armas de reglamento en su día de descanso. El hecho ocurrió en el asentamiento Castilla, Piura.

Serpicos: sigue la lista

Apenas iniciaba setiembre, y Franco Antón Córdova (20) encontró la muerte durante la madrugada, cerca del Puente Nuevo, ubicado en la entrada de la ciudad de Sullana, tras despistarse el vehículo menor que conducía a excesiva velocidad. 

Al mes siguiente (11 de octubre) y en la misma ciudad, Santos Gaspar Adriazola Nole impactó su moto contra un auto. Este hecho le costó la vida. 

El 20 de diciembre del mismo año, la pesadilla continuó para la promoción Serpicos. Jairo Alejandro Pérez Suclupe fue la víctima número seis. ¿La causa? Un accidente de tránsito.

Las tragedias continuaron en 2017

Al siguiente año, cuando los infortunios parecían haberse acabado, la vida de Jesús Antonio Correa Mauricio se apagó la mañana del 10 de febrero, luego de que se despistara la motocicleta en la que se movilizaba en la vía Piura-Paita. 

El 27 de agosto, la promoción Serpicos enlutó de nuevo tras la muerte de Luis Manuel Ramírez Zapata, quien perdió la vida en Sullana, y por la misma causa: un despiste, al parecer, por un desperfecto de la motocicleta que manejaba. 

Tres meses después, Ricardo Malo Encalada falleció la noche del 2 de noviembre, tras chocar con un caballo mientras viajaba a bordo de una motocicleta desde Piura a Morropón. 

El 17 de diciembre, una nueva víctima se registró, era el suboficial PNP Kevin Alvarado Castro, quien falleció también a causa de un accidente de tránsito, en la avenida José de Lama (Sullana).

2018: dos muertos más

Esta vez no fueron las carreteras donde otro de los Serpicos encontró la muerte, sino las aguas de Piura. Cristian Araez Cánova (22) murió el 14 de abril, mientras participaba de un curso de rescate de víctimas, a la altura del puente Grau, en el caserío La Legua. 

El 4 de diciembre un nuevo suceso enlutó a la familia Serpicos, con la muerte de Luis Enrique León Pintado (24), tras un accidente registrado en el kilómetro 10 de la carretera Piura-Sullana, cuando se dirigía a trabajar, junto a uno de sus colegas.

2019: un año más, una víctima más

Pasados unos meses, la lista de fallecidos de la promoción Serpicos se extendió con la víctima número 13: el suboficial de tercera Jhosep Anderson Cancio Gonzales, quien impactó la moto que conducía contra una miniván. El accidente ocurrió el 30 de abril, en la vía alterna que une la capital Piura con el Medio Piura. 

Policía Serpicos

2023: uno más a la lista de fallecidos

Luego de cuatro años, cuando la promoción Serpicos había dejado de perder a más integrantes, uno más se sumó a la lista. La muerte le ganó a Victor Hugo Castro Chaupe (31) el 25 de agosto mientras conducía su motocicleta en la carretera Panamericana, en el tramo Sullana- Piura. 

Según información policial, el bus que impactó contra el vehículo menor, habría intentado adelantarlo, lo que ocasionó que Castro Chupe perdiera el equilibrio y, en instantes, la vida.

Policía y las maldiciones

Las muertes seguidas de los integrantes de la promoción Serpicos despertaron dudas entre la gente, quienes no lo llamaban destino, sino maldición. Aquí nacieron dos versiones. 

La primera iniciada en agosto del 2016, a raíz del primer policía fallecido. Culpaban a los familiares de Ángelo Pacherrez Valdiviezo de haber colocado una fotografía de toda la promoción en su ataúd. 

Esto fue desmentido por uno de los efectivos, que estuvo presente en su funeral, y que, además, ayudó a prepararlo para su última morada. 

“Yo estuve en el proceso de su sepultura. Los miembros de la funeraria me pidieron que ayudara a cambiarlo, y en ningún momento sus familiares colocaron la foto, eso es mentira”, declaró a Noticias Piura 3.0.

Las muertes seguidas de los integrantes de la promoción Serpicos despertaron dudas entre la gente, quienes no lo llamaban destino, sino maldición. Aquí nacieron dos versiones.

La segunda condena que se maneja involucra a un teniente de la Policía, quien en ese entonces trabajaba en la provincia de Ayabaca. Mientras daba instrucciones, los habría maldecido.

Según el Diario El Tiempo, los testimonios coincidieron entre varios egresados consultados. “Cada uno de ustedes van a morir como perros”, se dice que blasfemó el oficial cuando los Serpicos eran aún alumnos de la escuela.

Al ser la mayoría de muertes a causa de accidentes de tránsito, quien tampoco dejó de pronunciarse en ese momento, fue el director de la I Macro Región Policial Piura-Tumbes, general PNP César Cervantes Cárdenas, quien invocó a los efectivos tener mayor responsabilidad al momento de manejar sus vehículos. 

Instó a utilizar sus implementos de protección para evitar más muertes en la familia policial: “Les invoco a que se coloquen el casco y manejen de manera moderada, solo así podemos prevenir los accidentes de tránsito”.

Y es que, según el Observatorio Nacional de Seguridad Vial del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, el exceso de velocidad y la imprudencia continúan siendo las principales causas de infortunios en las carreteras.

Lima (41 905), Arequipa (5 017),  La Libertad (4 450) y Piura (3 947) son las regiones con más muertes en las pistas. Entre enero y mayo de 2023 se registraron 1143 fallecieron a causa de accidentes de tránsito en todo el país, lo que equivale a un promedio de 276 muertes al mes.

Más Información