InicioFruta selectaArticulistasPlumofobia: los gays también discriminan

Plumofobia: los gays también discriminan

Rodrigo Montañez*

Mucho se habla de la palabra ‘comunidad’. Cuando escuchamos este término nos viene a la mente personas que se apoyan, se expresan cariño, se cuidan y esperan lo mejor para sus semejantes. Sin embargo, ¿significa lo mismo ‘comunidad’ LGBTIQ+?

Existe una frase más interesante que debemos conocer antes que ‘comunidad’: homofobia interiorizada. Cuando en muchas marchas se ha escuchado decir que todos, todas y todes somos iguales y que tenemos los mismos derechos, pues sí, es cierto. Sin embargo, en el fondo sabemos que no todos, todas y todes somos iguales, somos totalmente diferentes: diferentes actitudes, formas de vestir, formas de pensar, formas de expresar, es decir: somos disparejos. Pensar que las distintas letras de la sigla LGBTIQ+ sean iguales, es totalmente falso. 

La homofobia interiorizada se manifiesta cuando una persona LGBTIQ se rehúsa a que lo relacionen con la comunidad y se autodiscrimina y discrimina a otros. ¿Qué razones tiene para ello? Situaciones como la plumofobia: discriminación de un hombre homosexual hacia otro homosexual por ser más femenino, ya que para muchos ser gay significa seguir “siendo hombre” y “comportarse como hombre”. 

¿Hay un manual de cómo ser hombre? Es ahí donde recae todo este paraguas de homofobia interiorizada y se rechaza a hombres homosexuales afeminados. Escuchamos o decimos frases como: “Yo busco un hombre. Si quisiera algo así, entonces, mejor busco una mujer”, “te ves demasiado femenino, no me va”, “eres gay, no mujer”. 

Es muy interesante entender cómo el sistema ubica a todos, todas y todes en la misma línea de pensamiento machista, clasista, homofóbico y binario. Cómo se ha permitido que el sistema codifique estas situaciones, las cuales provocan que nos rechacemos a sí mismo, día a día. 

Es parte del sistema, es parte de la crianza, es parte de la educación, es parte de la vida. 

Pero ¿qué hacer? Si seguimos dejando que las personas continúen refiriéndose de la misma forma discriminatoria, clasista, homófoba, machista, es decir, persistimos con nuestro silencio estamos ayudando al monstruo.

Las grandes luchas se han librado porque el pueblo se ha levantado, y algo muy importante: lo que no se ve, no existe. Es por ello, que la visibilización es tan importante. 

Este texto, sobre todo, es dirigido para ti, persona que perteneces a la comunidad LGBTIQ+: no hay que dejar que la crianza que nos han inculcado desde pequeños siga siendo la incorrecta. Entonces, cuando escuchemos que un amigo homosexual exprese su plumofobia, no te alejes, dile, explícale, enfréntalo con argumentos. Dile el porqué está mal, si no nos expresamos, no habrá ningún cambio. 


*Estudiante de ciencias de la comunicación de IX ciclo UPAO. Actor en formación. Creador y presentador de @rozamiento___ (cuenta de Instagram sobre temas de educación sexual, comunidad LGBT, arte y cultura). Activista social. Me encanta bailar, ir al teatro, reír y viajar. Amo conversar y cuestionar todo lo que pasa a mi alrededor.