InicioFruta frescaActualidadPataz, tierra de nadie: convoy policial que trasladaba a detenidos por robo...

Pataz, tierra de nadie: convoy policial que trasladaba a detenidos por robo de oro es atacado a balazos

- Advertisement -

Un convoy policial que transportaba a cinco integrantes de la banda criminal Los parqueros de Vijus, dedicada a la extracción ilegal de oro, fue emboscado por un ataque armado mientras transitaba por la carretera Cochorco-El Molino, en la provincia de Pataz, de La Libertad.

El incidente, que dejó dos policías desaparecidos, sigue poniendo en tela de juicio la lucha contra la criminalidad organizada en la sierra de este región. El contingente policial custodiaba a Elvis Ríos Arce (21), Eduardo Ronaldo Tumbajulca Gonzales (21), Coco Ortiz Vásquez (21), Jean Pool Ramírez Vera (27) y Eucebio Castillo Neyra (22), todos arrestados por su presunta implicación en la extracción ilícita de oro en la localidad de Vijus.

Una bala impactó en el asiento trasero de un patrullero que trasladaba a cinco detenidos por robo de oro, en Pataz.

La detención se había llevado a cabo sin incidentes, a pesar de que los sospechosos portaban armas. El informe policial revela que mientras se acercaban a la entrada de la mina Marleny, uno de los intervenidos abrió fuego, una bala hirió a un agente de policía en la cadera.

Uno de los detenidos porta un arma de fuego.

A pesar de la rápida atención médica, las consecuencias del ataque son, de momento, inciertas.

La violencia vinculada a la minería ilegal no es nueva en Pataz. De hecho, esta provincia de La Libertad ha soportado durante mucho tiempo la actividad criminal de los grupos organizados en torno a la extracción ilícita de oro.

Mafias se adueñan de Pataz

Trágicamente, a lo largo de 2023, quedó dolorosamente claro que la amenaza que representan estos grupos criminales está lejos de disminuir. En diciembre del año pasado, un ataque provocó alarma en la mina Poderosa, desviando la atención hacia la creciente amenaza de la minería ilegal.

El horror se intensificó cuando en apenas unas semanas, trece personas fueron asesinadas y muchas más resultaron heridas. Las víctimas incluyen a miembros de la Policía Nacional del Perú, trabajadores de la mina y familias inocentes atrapadas en el fuego cruzado.

La situación alcanzó su clímax el 2 de diciembre de 2023, cuando un grupo de delincuentes peruanos y venezolanos secuestró a más de 20 trabajadores de la mina Poderosa, provocando una explosión letal que devastó un socavón y mató a 10 personas.

La población de Pataz continúa lamentando la explotación de sus tierras a manos de empresas mineras y bandas criminales, con una infraestructura civil deficiente a pesar de los millones ingresados en concepto de regalías mineras.

Más Información