Inicio¡Qué Palta!Exjefe policial de La Libertad es condenado a 5 años por cobrar...

Exjefe policial de La Libertad es condenado a 5 años por cobrar coimas a dueños de discotecas

Cinco empresarios fueron chantajeados y debieron pagar mil soles para evitar operativos durante la época de pandemia.

El exjefe de la Macro Región Policial de Lambayeque y también de La Libertad, general Max García Esquivel, fue condenado a cinco años de cárcel tras ser hallado culpable del delito de cohecho pasivo impropio.

La resolución la dio a conocer Sandra Hiyane Ramírez, titular del Cuarto Juzgado Penal Unipersonal de Chiclayo, en un adelanto de fallo a favor del estado. Según la acusación presentada por la Fiscalía, García Esquivel, apenas días después de asumir su cargo como jefe de la Policía en Lambayeque, en julio de 2022, solicitó coimas a empresarios del sector de las discotecas en Chiclayo. A cambio, ofrecía no realizar operativos policiales en sus establecimientos durante el estado de emergencia sanitaria por el covid-19.

Así operaba exjefe policial de La Libertad y Lambayeque

La investigación fiscal prueba que, entre junio y julio de 2022, García Esquivel habría pedido, a través del exsuboficial Velásquez Calsín, la suma de S/1000 a al menos cinco empresarios con el objetivo de no realizar operativos policiales en los alrededores de sus establecimientos.

El general PNP Max García Esquivel y el gobernador de La Libertad, Manuel Llempén Coronel se saludan.

Suboficial era encargado de recibir coimas

La Fiscalía sostiene que el suboficial Velásquez Calsín jugó un papel crucial en el esquema de corrupción al ser el encargado de contactar a los dueños de las discotecas, informarles de la demanda de dinero y posteriormente recaudar las sumas que supuestamente serían entregadas a García Esquivel.

En septiembre de 2022, la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lambayeque consiguió una condena de cuatro años de prisión efectiva para el suboficial de la Policía Nacional, Ray Velásquez Calsín, por su colaboración en la solicitud de sobornos de los empresarios de discotecas de la ciudad de Chiclayo.

La condena fue posible después de que Velásquez Calsín aceptó los cargos como cómplice del delito de cohecho pasivo impropio, eligiendo someterse a la figura procesal de terminación anticipada.

Más Información