InicioFruta frescaFrutero CulturalGrabadoras Latinoamericanas: una revolución de arte femenino en Trujillo

Grabadoras Latinoamericanas: una revolución de arte femenino en Trujillo

En el horizonte de la innovación y creatividad, llegó a Trujillo una exposición de arte sin precedente de la mano de 22 mujeres de Argentina, Brasil, México y Perú. Ellas demostraron una técnica artística oculta: el grabado.

Este es un asombroso arte elaborado con placa y tinta que permite crear todo tipo de trazos y figuras sobre una superficie.

La exposición se titula Grabadoras Latinoamericanas y se presentó en la galería Impromptu del Centro de Idiomas El Cultural, en la urbanización El Recreo.

Por primera vez, varias mujeres de nuestra región han unido fuerzas para presentar al público una gran variedad de grabados, y todo esto ocurrió en Trujillo, una ciudad donde la difusión de este arte es limitada.

Este es un asombroso arte elaborado con placa y tinta que permite crear todo tipo de trazos y figuras sobre una superficie.

Este es un asombroso arte elaborado con placa y tinta que permite crear todo tipo de trazos y figuras sobre una superficie.

Las organizadoras, Carmen Hoyle y Ana Lucía Solórzano, tuvieron la brillante idea de organizar una exposición exclusivamente de mujeres. Pero ¿por qué solo mujeres? La respuesta es sencilla: porque se les ofrece prevalencia a los hombres en casi todas las artes, antes de darles a las mujeres la oportunidad de demostrar sus obras y talento.

Grabadoras Latinoamericanas busca cambiar esta situación y enseñar a la ciudad que el arte puede venir de cualquier parte del mundo y de mujeres de todas las edades.

Para los gustos, el grabado

La exposición estuvo compuesta por 40 cuadros de las 22 participantes.

Al entrar a la galería, mediante un video se presentan a las artistas. Luego, al mirar alrededor se observan las paredes color crema repletas de sus creaciones.

Grabadoras

Es notorio las diferentes inspiraciones y técnicas que aplica cada una; aunque la exposición sea exclusivamente de grabados, parece incluir diferentes tipos de arte.

El grabado se puede practicar de muchas maneras, usando diversos materiales que ofrecen distintos resultados entre una técnica y otra. Esto puede dar la impresión de que algunas piezas fueron hechas con crayola, otras a mano alzada, otras con tinta e incluso algunas que parecen fotografías.

Su majestad, la técnicas

Algunas de las técnicas más practicadas y que se vieron en la exposición son: la xilografía (dibujo tallado en una placa de madera e impregnado con tinta), el linograbado (similar a la xilografía, pero en una placa de linóleo), la punta seca (se realiza con un punzón sobre un soporte) y el agua fuerte (una de las más complejas y que involucra un proceso químico, se realiza sobre una plancha de metal en la que se dibuja y con ácido se crean surcos para que entre la tinta).

Además, dos de las técnicas más singulares y que ofrecen un acabado único son el frottagge, que probablemente todos lo hemos hecho sin saber, por ejemplo, al colocar una moneda debajo de una hoja y pintar con lápiz sobre ella para que aparezca el relieve de la moneda.

El grabado se puede practicar de muchas maneras, usando diversos materiales que ofrecen distintos resultados entre una técnica y otra.

En el grabado es similar, pero en vez de lápiz se usan otros materiales que dan un hermoso resultado.

La otra técnica es el gofrado, en la cual mediante una prensa se estampa en relieve dibujos u ornamentos que quedan impregnados en el soporte, que puede ser papel cuero, tela, etc. Usualmente se suele mezclar esta técnica con otras.

Con tantos tipos de grabado es imposible no querer experimentar con ellos, así que en la exposición se observaron piezas que fueron realizadas con técnicas mixtas.

Así nació Grabadoras Latinoamericanas

Las organizadoras del evento comentaron cómo surgió la idea de organizar la exposición. Aseguran que, como todas las cosas buenas, surgió espontáneamente. Inicialmente, solo se iban a centrar en grabadoras de Trujillo, pero algunas amigas quisieron unirse al proyecto y se amplió a otras partes del Perú, hasta que llegaron propuestas de Argentina, México y Brasil, lo cual fue una agradable sorpresa.

Las artistas—nacionales y extranjeras—, apenas se enteraron del proyecto, se sumaron entusiasmadas. Lo que conectaba a cada una de ellas era el amor hacia al grabado.

Existe un tipo de hermandad entre las autoas, una conexión que solo conciben quienes tienen la necesidad de expresar su sentir y pensar a través de la escritura, pintura, fotografía, grabado, entre todas las artes

El grabado en Trujillo

A finales de 2019, fue un grupo de apasionados por el arte, entre ellos la organizadora Carmen Hoyle y Gerardo Salazar Malbasa, quienes trajeron el grabado de vuelta a Trujillo.

Para poder aprender a grabar, trajeron al reconocido Alberto Agapito desde Lima, quien  les enseñó los secretos de este arte.

La exposición Grabadoras Latinoamericanas estuvo abierta a público durante casi todo septiembre. Cerró sus puertas el último fin de semana y todos esperan que se anuncie una nueva fecha de exposición.

Texto y fotos Claudia Carranza Cherres

Más Información