InicioFruta frescaActualidadEl GLP gana terreno como combustible preferido para más de 650 mil...

El GLP gana terreno como combustible preferido para más de 650 mil vehículos en Perú

El GLP, impulsado por su economía y beneficios ambientales, se ha expandido en territorio peruano debido a la cobertura de más de 1,500 centros de abastecimiento.

El panorama del combustible en el Perú sigue experimentando cambios notables, con un número creciente de conductores optando por el Gas Licuado de Petróleo (GLP) como la fuente principal para alimentar sus vehículos. De acuerdo con la Sociedad Peruana de Gas Licuado (SPGL), más de 650 mil vehículos, tanto de uso particular como para servicio público, han abrazado esta alternativa en el mercado local.

Este aumento sostenido en la preferencia por el GLP como combustible vehicular no pasa desapercibido. Se argumenta que el fenómeno se debe a varios factores, siendo el ahorro económico y la expansión de la red de distribución los más destacados.

El GLP ofrece una opción más económica en comparación con la gasolina y el diésel convencionales, lo que ha impulsado su popularidad. Además, la red de suministro de GLP se ha extendido a nivel nacional, con más de 1.500 centros de abastecimiento estratégicamente ubicados en todas las regiones del país.

El segmento vehicular ha asumido un papel fundamental en la creciente demanda de GLP en el país, representando un considerable 38% del consumo total que supera las 2 millones de toneladas. Un hecho notable es que el Perú es productor de GLP, obtenido a partir del gas natural extraído de los yacimientos de Camisea. Esta fuente interna de producción ha respaldado la estabilidad y disponibilidad del GLP en el mercado local.

No solo los bolsillos de los conductores se ven beneficiados con el uso del GLP vehicular, sino también el medio ambiente. Comparado con los combustibles tradicionales como la gasolina y el diésel, el GLP emite menos dióxido de carbono, lo que reduce significativamente el impacto ambiental. Además, en términos económicos, los usuarios de GLP vehicular experimentarán un ahorro sustancial, con hasta un 30% menos de gasto en comparación con el diésel de bajo azufre.

El crecimiento en la adopción del GLP vehicular es particularmente evidente en aquellos sectores que buscan maximizar sus recursos financieros, así como en quienes operan en el transporte público. Esta tendencia ha motivado a un número creciente de transportistas a explorar la conversión de sus vehículos al GLP, contribuyendo así a la escalada en la demanda de este tipo de combustible.

El panorama del combustible en el Perú continúa evolucionando, con el GLP en el centro de este cambio. A medida que más vehículos adopten esta alternativa, los beneficios económicos y ambientales se vuelven aún más evidentes, consolidando al GLP como una elección inteligente para los conductores y el medio ambiente por igual.

Más Información