InicioFruta frescaActualidad"Figura de Gringasho se dimensionó porque no se conoce su historia"

“Figura de Gringasho se dimensionó porque no se conoce su historia”

El escritor Charlie Becerra Romero presenta esta noche en Trujillo su última obra, una biografía no autorizada del tristemente recordado sicario más joven del Perú.

Cuando irrumpió la pandemia y el mundo se desmoronaba, Charlie Becerra Romero no dejó de publicar. Encontró un refugio creativo y un mercado emergente que seguía sus historias de personajes traspasados por la violencia. Víctimas y victimarios. Entonces, llegó el tercer lugar en el Premio Nacional de Literatura por su obra Solo vine para que ella me mate. Luego vino su inclusión en Selección Peruana, el célebre cuentario de la editorial Estruendomudo

Después Netflix tocó su puerta. La plataforma mostró interés por llevar su novela a la pantalla. Domestika, el sitio web de cursos en línea, lo contrató para que enseñe un curso, traducido en inglés, portugués, alemán, francés, italiano, polaco y neerlandés, sobre cómo escribir una novela policial. También, formó parte de la delegación que representó al Perú en México en la colosal feria de libro de Guadalajara, el encuentro editorial más grande de habla hispana. Publicó Cachorro y ahora Gringasho, que esta noche se presenta en Trujillo. ¿Qué falta enumerar, Charlie? “Creo que nada” responde; pero de inmediato corrige.

“Tal vez faltó decir que a Gringasho le está yendo muy bien, mejor que a mis obras anteriores, y que están pasando unas cosas, de las que todavía no puedo hablar, que tienen que ver con los libros y de las posibilidades de algo más grande. Gracias a Dios, siempre está pasando algo. A mí me cuesta un poco creerlo, pero allí estamos. Supongo que cuando trabajas todos los días, 24/7, y estás pensando en eso, las cosas se van dando”, dice.

Gringasho tiene de mito muchísimo. A lo largo de la investigación me encontré con historias inverosímiles, pero yo quería presentar una imagen lo más fidedigna posible y dejar mitos y rumores para la imaginación de la gente.

Se hizo esperar
“Lo que más me tardó en este libro fue la investigación, encontrar las distintas piezas de esta biografía no autorizada. Este libro debió salir mucho antes, incluso, antes de la pandemia; pero vino la crisis sanitaria y se debió aplazar. Lo que ha sido bueno, porque me ha permitido agregar toda la información posible de este personaje”.

Cara a cara
“El desafío más grande de escribir Gringasho ha sido tener una conversación con él. En el sentido de que me resultaba muy difícil conseguirla, hasta que lo capturan y se da la oportunidad de ir a verlo. Tenía idea de cómo conseguir los otros datos —ya vengo haciendo esto hace un tiempo y conozco mucha gente—; pero sentarse con él era difícil. En el libro cuento que yo venía buscando una entrevista como esa un buen tiempo y de pronto salió de la nada y solucionó esa gran dificultad”.

Fábula
“Gringasho tiene de mito muchísimo. A lo largo de la investigación me encontré con historias inverosímiles, pero yo quería presentar una imagen lo más fidedigna posible y dejar los mitos y los rumores para la calle y la imaginación de la gente. Yo no estoy muy de acuerdo con esos libros de no ficción que incluyen aquello que se dice y llenan páginas con cosas que no son ciertas. No quería eso. Este libro tiene pura carne. Están las cosas que tienen que estar sin ficción en lo absoluto”.

Alexander Manuel Pérez Gutiérrez, alias Gringasho, cumple condena en el penal de Challapalca. (Foto: Andina).

¿Víctima o victimario?
“Gringasho sin duda es victimario. Si en algún momento fue víctima eso se perdió en el tiempo, pero ahora es un victimario, de eso no tengo la menor duda”.

Críticas contra el libro
“Hay gente que lo ve como un manual de instrucciones para ser el próximo sicario del país. Es increíble su lógica tan básica. Para ellos, libro es igual a prestigio. Si me hacen un libro es porque tengo prestigio y me lo merezco. Eso es básico, por no decir otra cosa. Ignoran otros libros del terrorismo, de Abimael (Guzmán). Este último Plata como cancha (obra sobre Acuña). ¿Qué entiende la gente de Plata como cancha? Que es una oda para Acuña. No comprendo. Hay un paradigma muy fuerte: si se habla de estos temas es para bien del criminal, y eso no es así. La culpa de que se haya dimensionado a la figura de Gringasho es que no se conoce el trasfondo de su historia. El libro intenta dar solución a esto”.

Hay gente que lo ve (al libro) como un manual de instrucciones para ser el próximo sicario del país. Es increíble su lógica tan básica. Para ellos, libro es igual a prestigio. Si me hacen un libro es porque tengo prestigio y me lo merezco.

Entender para actuar
“Deberían leer este libro porque es una historia que no se ha contado hasta ahora de esta forma. Siempre hemos tenido la figura de Gringasho de la primeras planas y de los reportajes de domingo de cinco o seis minutos. No hemos tenido un libro que nos cuente toda la historia. Eso por un lado. Por el otro, entender realmente el fenómeno, ¿cómo es que comienzan los preadolescentes y adolescentes a ser parte de las bandas? ¿Cómo se pervierten esas mentes tan frágiles? Es importante entenderlo, porque hay un tema relevante, como la responsabilidad penal. Allí hay muchísimo qué hacer. ¿Cómo le vamos a dar solución a este asunto si realmente no lo conocemos a profundidad? Yo no quiero tomar el papel de los sociólogos, sicoanalistas. Yo pongo a disposición de estos profesionales toda la información posible para que sus análisis y estudios sean mejor fundamentados”.

La presentación será esta noche. Pepe Hidalgo Jiménez, director del diario Satélite, es el invitado de la jornada.

Serie en streaming
“Con respecto a la serie (de su novela Solo vine para que ella me mate) todavía no está cerrado con Netflix. Puede ser con cualquier plataforma. Cuando estuve en México me encontré con la persona que vendió los derechos y me dijo que la cosa iba bastante bien, pero que toma su tiempo para poder hacer un piloto y poder presentar a las plataformas. Además se requiere un presupuesto enorme, millones de dólares para tener una oportunidad. Entonces, de mi lado ya hice lo que debía hacer: escribir la historia y vender los derechos. Luego lo que pase tendrá que pasar. Yo no me apuro. Mientras tanto, yo sigo escribiendo, que es lo mío, y haber si encajo la segunda historia para estas plataformas”.

Palabra
“¿Límites? no. Es una mala palabra para mí (risas). No seré yo quien empiece a pensar en alguno a estas alturas y después de todo lo que viene pasando”.

Con respecto a la serie (de su novela Solo vine para que ella me mate) todavía no está cerrado con Netflix. Puede ser con cualquier plataforma.

César Clavijo Arraiza
César Clavijo Arraiza
Nació en un desierto frente al mar, donde solo crecen árboles de algarrobos. Dice que le gustan todas las frutas, pero en los últimos meses se ha decantado por el pepino, de origen andino; pero con una mala fama: se cree que si se consume después de beber licor puede causar la muerte. Periodista, escritor, docente, padre y esposo. Es torpe con la pelota, pero ama jugar fútbol. En el 2018 publicó "Tercera persona" y ahora está a punto de terminar un doctorado en comunicaciones.
César Clavijo Arraiza
César Clavijo Arraiza
Nació en un desierto frente al mar, donde solo crecen árboles de algarrobos. Dice que le gustan todas las frutas, pero en los últimos meses se ha decantado por el pepino, de origen andino; pero con una mala fama: se cree que si se consume después de beber licor puede causar la muerte. Periodista, escritor, docente, padre y esposo. Es torpe con la pelota, pero ama jugar fútbol. En el 2018 publicó "Tercera persona" y ahora está a punto de terminar un doctorado en comunicaciones.
Más Información