InicioFruta frescaActualidadConmoción en Ecuador: una mujer de 76 años declarada muerta revive en...

Conmoción en Ecuador: una mujer de 76 años declarada muerta revive en pleno velorio

Un hecho impactante sacudió a Ecuador cuando una anciana, quien había sido dada por muerta por un médico, sorprendentemente revivió y dejó perplejos a sus familiares.

Nuestro vecino país de Ecuador se vio sumida en la conmoción cuando una mujer de 76 años, previamente dada por muerta por un médico, sorprendió a todos al volver a la vida durante su propio velorio. El desconcertante episodio dejó atónitos a sus familiares y testigos presentes. Inmediatamente, la mujer fue trasladada al hospital Martin Icaza, donde recibió atención médica nuevamente.

El inusual suceso tuvo lugar en el hospital de Babahoyo, donde la mujer fue declarada muerta y su cuerpo entregado a la familia para llevar a cabo los ritos fúnebres y el posterior entierro. Sin embargo, mientras se llevaba a cabo el velorio, se descubrió repentinamente que la mujer aún estaba con vida.

Suceso sorprendió a todos en Ecuador y en el mundo.

“Levanté el ataúd y sentí cómo su corazón latía con fuerza, mientras su mano izquierda golpeaba el interior del ataúd. Inmediatamente llamamos al 911 para que la trasladaran de vuelta al hospital”, relató Gilberto Barbera, hijo de la mujer, en un video difundido en las redes sociales.

Uno de los testigos destacó la aparente intervención divina en el incidente: “Es prácticamente el poder de Dios en acción. Cuando Dios tiene otros planes para alguien y no es su momento, le otorga una nueva oportunidad. Ahora esperamos que los profesionales de la salud hagan todo lo posible por esta persona”.

Este no es el primer caso de este tipo, ya que incidentes similares han ocurrido en otras ocasiones. En un claro ejemplo, un hombre de 92 años en Santa María da Feira, al norte de Portugal, fue enterrado después de ser dado por muerto en el Hospital Oliveira de Azeméiz debido al coronavirus. Sin embargo, 20 días después, la familia recibió la noticia de que había ocurrido un “error” y que, en realidad, el anciano seguía con vida.

“Los médicos del hospital se acercaron a mí y admitieron que se había cometido un error, que mi padre estaba vivo. Me pidieron que lo confirmara y se disculparon por el incidente. Sé que los médicos están trabajando arduamente en estos tiempos, pero espero que este evento sirva como una lección para que se tenga más cuidado en el futuro”, expresó el hijo del paciente.

Este caso ha dejado en evidencia la importancia de tomar precauciones adicionales para evitar errores similares en el ámbito médico. En realidad, el hombre no había sido enterrado, sino que una mujer fue sepultada en su lugar mientras él continuaba recibiendo atención hospitalaria.

Más Información