Inicio¡Qué Palta!Trujillo: atacan a auditores de Contraloría tras inspección a obra aprobada por...

Trujillo: atacan a auditores de Contraloría tras inspección a obra aprobada por Arturo Fernández

Sujetos desconocidos los agredieron brutalmente y luego huyeron.

Dos auditores del Órgano de Control Institucional (OCI) de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), quienes fiscalizaban una obra contratada por el alcalde suspendido Arturo Fernández, fueron agredidos sin una razón aparente, posiblemente con el objetivo de intimidarlos.

Los ingenieros civiles Heiner Mijael Siguenza Corcuera (30) y Omar Alfredo Vargas Sánchez (37) denunciaron el ataque a las autoridades locales, indicando que fueron atacados por desconocidos por la espalda y golpeados cuando se encontraban en el suelo.

Trujillo: así fue la agresión

La agresión tuvo lugar en la intersección de la avenida Federico Villareal y el jirón Pucará, en las proximidades del mercado La Hermelinda. Los auditores supervisaban la obra de Mantenimiento de intersecciones principales y secundarias del distrito de Trujillo, un proyecto a cargo del Consorcio Obras Teingecom que implicó una inversión de 4.5 millones de soles para la pavimentación en concreto de 13 cruces o intersecciones viales.

Arturo Fernández: obras en mira de la Contraloría

Este consorcio está relacionado con seis o más contratos de obras municipales que se encuentran actualmente bajo investigación por supuesto direccionamiento durante la administración del Loco de Moche. Este hecho podría ofrecer una posible explicación a la agresión injustificada a los auditores.

El ataque se produjo mientras los auditores solicitaron información a los representantes del consorcio y residentes de la obra. Tras una señal aparente de uno de los representantes, cuatro hombres desconocidos atacaron a los auditores por detrás, huyendo en un vehículo tras el ataque.

Uno de los inspectores de la Contraloría muestra las lesiones que le dejaron hombres desconocidos, tras la inspección a una obra aprobada por Arturo Fernández, en Trujillo.

Los agresores no hablaron ni robaron ninguna pertenencia, sugiriendo que el acto fue puramente para amedrentar. La Contraloría General de la República se pronunció con firmeza sobre el incidente, condenando la agresión y reafirmando su compromiso con la fiscalización eficiente y efectiva del gasto público.

Las autoridades también han instado a los agraviados a someterse a exámenes médicos y legales correspondientes, además de solicitar garantías para su seguridad.

Más Información